La vida se marcha en unos segundos

Llega ese momento en la vida en el que piensas en lo que ha pasado, en aquello que no tienes vivido, en aquellos momentos que dejaste pasar por culpa del miedo, del que dirán o de que no te atrevías. Ahora son los que mas recuerdo, aquellos momentos que perdí sentado en un banco junto a la mujer que mas he amado en este planeta callado porque no tenia el valor para decirle que mi vida le pertenecía. Me doy cuenta de que el tiempo que se pierde no se devuelve, que las palabras que he callado ya no las puedo decir, que mi vida esta sujeta a un te quiero permanente y que no he podido soltarlo. Te he amado, querido, odiado, pensado y soñado todo a la vez, pero solo me bastaba una palabra para saber que tu eras especial, que tu eras la melodía que sonaba en mi cabeza cuando silbaba diciendo todo lo que te amaba. Te quiero, y siempre lo haré porque cuando alguien como tu aparece en la vida no se puede desperdiciar ni un segundo. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *