amor del bueno

Cuando ya leas estas letras quizás ya no me encuentres, cuando te lleguen mis palabras espero que al menos aun me recuerdes, cuando pienses en mi espero que tu sonrisa siga tan hermosa como la conocí la tarde en que supe que existías. Me he llenado de recuerdos que en mi mente siempre están presente, me he llenado de palabras que en mis versos queman el papel, me he llenado de llantos echando de menos a quien mas he amado y quien en todo este tiempo no he conseguido olvidar. Me marchare, porque aquí todo me recuerda lo que no he podido tener, aquello que tantas veces he soñado y que quizás por cobarde lo haya perdido. Es tarde para lamentarse, ya no hay marcha atrás, solo queda que en esta vida llena de locura pueda mirar al frente y que esos recuerdos que ahora atormentan mi alma, vuelvan a hacerme sonreír como lo hicieron el dia en que se grabaron. 


Locura perdida del amor loco

Me doy cuenta de que en mi silencio la luz cae en la tarde mas oscura, mi alma llora desconsolada por cada te quiero que no sale de tus labios, por cada mirada perdida de tus ojos que no se posan en los míos. Mis versos se quedan sin su musa, mis palabras callan el llanto desconsolado de un hombre que mira a la luna y ve la cara redonda de aquella muchacha de ojos castaños, aquella niña que enamoro a este loco y que desde entonces ha tenido las mil razones para sonreír. Los latidos se pierden en el arrullo de este rió de lagrimas, de este cauce que moja mis hojas y que hace que mis papeles se queden esperando la musa de mi alma. Los te quiero se guardan en una memoria que solo tiene viejos recuerdos, que vive de imágenes del pasado, que sueña con tener la locura de un hombre que nacio en el ayer y que vive en el mañana. 


Sentimientos a flor de piel

Querida princesa,

Apenas han faltado unos días para que te eche de menos y ya pienso en los segundos que falta para volverte a ver. Los días son tan largos que solo espero a la noche para poder tenerte en mis sueños y ver de nuevo tu sonrisa en mi cabeza. Cada segundo del día veo como eres tan importante en mi vida, porque no hay segundo del día en que no consiga dejar de pensarte. Te he amado,te he querido y te he pensado todos estos días y siempre que lo he hecho me ha salido una sonrisa que nada ha podido quitar. Tu le has dado a mi vida cientos de razones por las que sonreír, un sentimiento al que agarrarse para poder ser feliz y una vida nueva a alguien que no sabia que se podía sonreír sin motivo. Tengo mucho que agradecerte, mucho en lo que pensarte y mucho en lo que decirte, pero las palabras se atoran en mis labios. Tu nombre me persigue como lo hace tu mirada en mis sueños. Espero que el tiempo ya pase tan deprisa para así poder estar de nuevo con quien tanto me ha dado y a la que tanto he querido. 

Al lado de mi alma gemela

Ni he llorado tu ausencia, ni he soñado tu presencia, porque tu eres mi pensamiento mas eterno, que se ha grabado en el alma del poeta y que desde que te conocí no ha habido segundo de mi vida en que haya dejado de quererte. Si silencias tus palabras yo acabare con mi alma por los suelos pidiendo al cielo que en esta tarde que ahora comienza que me devuelva las dos estrellas que han guiado mi alma desde hace tanto tiempo. Te he amado, querido, odiado, soñado pero se que en este mundo lo único importante que hay es verte sonreír. Te quiero, no por ser como eres, sin por hacer como soy cuando tu estas a mi lado. Merece la pena seguir los pasos de la persona que tantas veces he nombrado en mis sueños, porque tras ellos encontrare la mirada que tanto anhelo, los besos que tantas veces he deseado y el sentimiento que tantas veces he querido. 

Lo que nunca olvide

Jamas podre olvidar aquella noche en que la pasión llamo a la locura, jamas podre olvidar como tus muslos acariciaban mis manos y prendían la llama del subconsciente. Jamas podre olvidar como dos miradas entrelazadas en el fuego eterno del amor callaban las palabras que latían tan fuerte nuestros corazones. Jamas podre olvidar la luna nueva que nos observaba desde tu cabello, el brillo de tus ojos que hacían que temblaran las estrellas, el sueño eterno que se grabo en mi cabeza y que recuerdo con cada noche que llega. Jamas podre olvidar que cada te quiero que salia de mi boca tu lo callabas con un beso, que el fuego de la noche estremeció mi cuerpo y llevo a la locura a mis sentidos dándole las mil razones por las que te amare siempre. Jamas olvidare que tu nombre se graba junto al mio en la alianza que llevan nuestras manos, que mi locura esta hecha a fuego en mi alma y que cuando digo te quiero miento porque amarte no es un sentimiento, sino mi vida. 

Sentimientos a flor de piel

¿A caso me has amado alguna vez, como yo lo llevo haciendo desde el momento en que te conocí? ¿A caso tus sueños se calman en la presencia de quien una vez estuvo perdido en tu cabeza y hoy es el rayo de esperanza que hay en tu vida? Seguro que no, seguro que no recuerdas el nombre de quien ha derramado tantas lagrimas por ti, seguro que sus versos han caído en el olvido, seguro que cuando hablas de el, pierdes aquellos recuerdos que el siempre habla. No te reprocho nada, para que si solo soy un recuerdo pasajero que se esfuma en el aire y que vive prendido en los rincones hablando de aquellos momentos que no tienen cura, aquellos a los que no se puede volver. Nunca te he dejado de amar y jamas lo dejare de hacer, seguiré fiel a mis pensamientos aunque ellos me cuesten la poca cordura que he tenido. Siempre has sido mi mejor sueño, mi vida mas eterna al cerrar mis ojos, quien da paz a mi alma cansada y quien conserva todo aquello que vivo. 


Sentimientos apagados en la noche

Mi silencio es quien lleva las palabras de aquellos momentos en los que soñé contigo y jamas me atreví a decirte, mi silencio es quien rompe la tranquilidad del momento en el que te pienso y tus ojos miran a mi alma desnuda mientras el deseo de mis labios se hace eterno. Mi silencio quema en el alba el castigo de tu indiferencia diciendo al viento todos aquellos versos que escribo en la soledad de la noche y que se hacen eco de tu mirada perdida. Cada te quiero, cada suspiro que brota en el aire es un símbolo de este amor hacia ti. Tus recuerdos son los que me mantienen vivo, tu imagen grabada a fuego en el alma de este pobre diablo es quien abraza a una ilusión que no se apaga, a un sentimiento que siempre esta vivo. 


Sentimientos a flor de piel

Escribo con lagrimas en los ojos y dándome cuenta de que lo único importante que hay en mi vida se ha marchado, me doy cuenta de que cada segundo que no estoy a tu lado es un tiempo perdido, palabras que se lleva un viento que solo han quedado gravadas en el alma de quien echa de menos a quien no esta presente. Mis versos han perdido su alegría, las palabras se caen del papel mojado de mis lagrimas en las que solo un sueño pueden calmar, solo ese día en el que de nuevo te vuelva a tener frente a mi y de nuevo encuentre a quien mas he amado. 


Sentido de amarte y echarte de menos

El echarte de menos hasta hoy tan solo había sido un sentimiento que entraba en mi, que sacaba las lagrimas del alma, que llenaba de palabras las hojas de mi escritorio y que grababa tu nombre en todos aquellos sitios en los que pretendía escribir. Pero no se queda ahí, echarte de menos es darme cuenta de que lo mas increíble de todo es que no estas a mi lado, que me separan kilómetros de aquella persona a la que mas he amado, querido y soñado. Es como quitarme el aire, como intentar convencerme de que la vida continua cuando ya sabe que algo esta fallando. Me doy cuenta de que todo aquello en lo que había soñado el viento se lo ha llevado, que todo aquellos que merecía la pena se va en un suspiro, en unos simples te quiero que apagando mi alma se queda en la mas estricta soledad. Me doy cuenta de que amarte es darme cuenta de que tu eres lo único que importa, que al marcharte te has llevado el valor de mi vida, que al irte solo me queda echarte de menos y hacer que pasen todos esos días pidiéndole al cielo que alli donde estes conserve esa sonrisa. 

Por el amor eterno

Bastara tan solo un beso para que este amor fuera eterno, para que esta vida que ahora cae en nuestros brazos se convierta en tan solo una realidad, para que esta locura que prende la llama de lo que unos llaman amor sea quien detenga el tiempo y lo reserve para siempre. Bastaría dos palabras para que en mi lecho de muerte tu nombre quemara mis labios, para que este sueño que comenzó de un delirio sea la realidad de un hombre enamorado. Bastaría un si de tus labios para que en mi mente no haya mas recuerdos que los te quiero que se escapen en los versos que una tarde hicieron enamorarme de unos ojos castaños y la mujer mas hermosa del planeta.