El amor de un hombre

Jamas he entendido que es esto de amar, me surgen tantas preguntas que las únicas respuestas que encuentro están en la mirada de alguien que apenas conozco. Tan solo conozco,una sonrisa, una cara, una imagen y un nombre pero me basta para saber que con esa persona mi vida quiero compartir. 
Apenas soy un hombre que ha dejado de ser niño, en mi cabeza siguen habiendo sueños eternos, me siguen gustando las mismas cosas, despertar cada mañana con una sonrisa y comerme el mundo por si no hay un mañana. En mi cabeza se ha clavado tu imagen, en mis palabras tu nombre y en mi corazón un te quiero que se pierde entre los sueños y los pensamientos. Quizas no te des cuenta de quien, como soy o porque yo, pero si puedo decirte una cosa y es que aunque la distancia sea grande en mi alma siempre hay un corazón que te lleva presente. Naciste de un sueño, el de hacerme feliz y hoy te has convertido en una necesidad para que en esta vida la cosa merezca la pena. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *