Mirada de amor

El alba apenas ha rallado cuando en esta alejada orilla te echo de menos, el aroma de tu perfume aun embriaga los recuerdos de una noche que jamas olvidare, las palabras se quedaron en el tintero mientras las miradas decían mas que mil versos. Corazones latiendo por un amor que se enciende en la noche y que aun prendía en la madrugada, amores que se ven desde lo mas oscuro de la noche y a los que el son tiene miedo porque no consigue apagar su llama. El frió se espanta mientras nuestros cuerpos se unen en dos, mientras nuestros sueños se hacen reales, mientras en esta noche en la que nos unimos nada nos volverá a separar. Mil te quiero se quedan en mis labios, cien versos se dictan con la respiración entrecortada de un hombre que ama a la mujer mas bella. Las risas, los besos, las miradas hacen que este camino que marco el destino por fin llegue a donde debe de llegar. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *