Amor te he amado

Arden los versos en mi alma encarnizada, en mi corazón desecho, en las lagrimas que mojan mis mejillas, arde la locura de un hombre que nació de un amor eterno y que hoy es la espada que lo hiere en cada amanecer. El silencio es quien mas dice, la mirada y los sueños quien mas lo atormentan mientras los pensamientos hacen eco de este amor que es una condena. Las palabras se hacen eco de la brisa que trae el aroma de la mujer que mas he amado, de la mujer que quiero como esposa. Me enamore de unos ojos, de la sonrisa mas hermosa porque en este mundo no hay nadie que ame como a esa diosa. Canto siempre la misma canción, porque en ella su nombre suena en este corazón, cuando en la noche mas oscura su nombre susurra. Ciego por ese sendero he caminado ya mil días, son los que te echo de menos son por los que mi vida daría. He terminado ya esta historia del hombre que ama y canta, los versos que a su amada recita y por la noche sueña. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *