Carta de un amor

Querida amiga, tu recuerdo persiste en mi alma como lo hace tu perfume en mi vida. Los te quiero se amontonan en los pensamientos de un poeta que vive en mi, de los versos que se prenden en las noches de eterna soledad, en cada latido vació de mi alma que solo se le ha ocurrido amarte. Mis palabras se hacen cadenas a una imagen, a un sentimiento que nace desde lo mas hondo de mis entrañas y de las que no puedo controlar. Echarte de menos se ha convertido en una de mis manías, en la musa de mis versos, en los sueños mas eternos de un poeta solitario que quiere a una musa que no puede alcanzar. La distancia se hace mella en mi alma, cada silencio solo es roto por el viento que susurra tu nombre y trae de nuevo ese aroma que es inconfundible. La locura habita en mi, llena de palabras eterna que se queman en mi boca que silenciosa espera que tu mirada se haga de nuevo el sol que alumbre mi camino. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *