Despertar con un te quiero en la boca

Quizas los días son mas cortos que las noches porque las horas se me hacen mas cortas, llego cansado a una cama que aun huele a tu perfume, que aun sabe a tus caricias que aun me recuerda a ti, pero que no ya no estas en ella. Entonces me vienen mil recuerdos, mil días en los que te he echado de menos, mil veces que te he pensado, mil sueños en los que has estado presente, pero ningún momento en el que estés ahora. Echarte de menos se ha convertido en costumbre, en una locura que solo llenan mis sueños, en un quiero y no puedo, en un intento olvidarte pero eres demasiado importante en mi vida. Me doy cuenta de que el mayor de mis errores fue el no decirte lo mucho que te amaba, el no mirar a los dos ojos que tantas veces me enamoraron y decirle que sin ellos no merece la pena vivir. Se que solo son palabras, pero nada mas que mira el rostro que has dejado y veras que en cada suspiro que se lleva el aire hay un sentimiento que se ahoga en mi vida. 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *