Silencios de amor

Me detengo frente a ese balcon de flores rojas, frente a ese rosal que dice que ahi ya llego la primavera, frente a un te quiero, que se dedica en un suspiro y que nace de un alma romantica. Los versos brotan de las manos de un loco que nada mas que conoce un nombre, de un poeta que detenido ante la mirada de una mujer nada mas sabe piropearla. El silencio solo se rompe por las palabras de ese enamorado, de ese loco que en sus sueños ve a quien tantas veces ha pedido, a quien tantas veces ha soñado, a quien tantas veces ha querido. Sus ojos como dos espejos reflejan lo mas bello de este planeta, la primavera se hace eco en este frio de febrero que hiela las palabras y exalta los corazones. Mil te quiero se clavan en un alma, mil te quiero son los versos de ese amor que renace desde las fauces de la tierra y que abre el cielo para mirar a la mas linda estrella. 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *