Silencios de un ayer

Al pasar junto a ese banco en el que te mire por primera vez mil preguntas vienen a mi cabeza, cientos de recuerdos empañan la mirada de un hombre. Intento saber que es lo que hice mal, cual ha sido mi error, cual ha sido ese momento en el que este sueño se esfuma como lo hace el humo de este cigarro. La verdad no lo se, la sonrisa de mis labios esconde las lagrimas de mis ojos, el silencio de mis palabras el sentimiento de un alma hecha pedazos y la locura, un amor tardio del que ya solo quedan recuerdos. Cada tarde recorro mis pasos para ver si algo ha cambiado, el banco sigue vacio, la tarde es mas oscura y los recuerdos siguen en la memoria de quien escribe estas palabras. Decir lo siento jamas ha arreglado nada, decir te quiero tampoco, pero una mirada a los ojos de un pasado no hace que se borren los unicos momentos de la vida en los he vivido.
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *