Sentimientos de un amor cobarde

La verdad es que no se por donde comenzar, me he plantado frente a estos folios en blanco y lo unico que puedo ver es el reflejo de tu mirada mientras mis lagrimas impregnan el papel. Nunca he pedido conocer a una persona como tu, nunca he soñado que pudiera existir alguien como tu, nunca en mi vida he creido que una persona me hiciera feliz cuando de verdad tenia ganas de llorar. Los dias se hacen eternos mientras mas pienso en ti, me imagino que al cruzar cualquier esquina volvere a ver los ojos que una vez me enamoraron, que me hicieron vivir los mejores momentos de mi vida. Quizas no te merezca, alguien como yo no merece tener una rosa como tu, alguien como yo debe vivir en un invierno en el que eche de menos la primavera. 

Se que son solo palabras, pensamientos de un loco que una tarde se miraba al espejo mientras en el veia el reflejo de lo que debia ser un sueño. Imaginaba una mirada capaz de alumbrar el firmamento, una sonrisa que eclipsara el menguar de la luna y una voz que calmara el mismo viento. Por eso guardo silencio, por aquellos momentos en los que ha sido un sueño, por esos momentos en los que me miro en el lago y mis lagrimas escriben tu nombre. 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *