Palabras, tan solo palabras

Hoy las palabras que escribo no las dictan mis manos sino este corazón que arde en mi alma buscando las explicaciones de un amor que no las tienen. Muchos son los sentimientos que ahoga, muchos los días en los que me los paso pensando en que pudo ser y no fue. Ya da igual, tiempo pasado no mueve molino y este menos. Da igual que te haya querido por encima de lo posible, da igual que te ame como nadie te haya amado, da igual que mi vida solo tenga un sentido y sea el tuyo, porque vivir a tu lado no es un sueño, sino una meta. Lucho a brazo partido por encontrar las razones para olvidarme de ti, para poder decir que ya no te quiero sin tener que derramar una sola lagrima. Esta es mi vida, podría decir que es lo que he elegido, ser el loco que ama a una princesa y apenas es capaz de tenerse en pie. Pero da igual, los sueños no se pierden, solo se luchan o se deja de soñar y como de momento es gratis pues seguiré soñando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *