Carta de amor

Querida amiga
He decidido que tras un largo periodo de tiempo queriéndote sin obtener resultado es hora del olvido. Se que a ti esto te da igual que la vida cada uno tiene sus locuras y que de momento es lo que me toca vivir. No te culpo alguien como yo esta muy alejado de alguien como tu. Había que intentarlo los temas del corazón no tienen razón.
Debo darte las gracias por esos pequeños momentos que algún día me has regalado por ser esa sonrisa que despierta mi día y que hace que sea mas corto. No te guardo rencor a alguien que se ha amado de verdad se le sea lo mejor y eso es lo que quiero. Espero que en tu camino haya las flores que una vez te soñé, que tengas esa sonrisa que solo tu puedes darme y que la vida son dos días y uno ya ha pasado.
Me despido no sin antes decirte que si alguna vez me necesitas aquí estaré y que da igual lo que pase o haya pasado aquí siempre tendrás ese amigo que una vez te quiso de verdad.

Te amare siempre

Amor hoy tengo muchas palabras para decirte, pero poco tiempo, se que apenas me conoces, que los momentos que hemos pasado juntos se pueden contar con los dedos de las manos. Pero creo que en este tiempo es mas que suficiente para decirte que me he enamorado locamente de ti, apareces cada noche en mis sueños y ya no puedo imaginar un futuro sin que tu estés presente. Se que solo son palabras y que quizás no confíes en ellas, se que soy un loco diciendo te quiero cuando apenas se casi nada de ti, pero también se que en toda mi vida he estado tan seguro como lo estoy ahora, que cada día es una razón mas que poderosa por la que amarte. Se que nuestro camino va a estar lleno de piedras y baches y se que mi vida tiene un solo sentido y estar a tu lado. amarte es la única razón por la que existo, lo demás me da todo igual. No se si te habrás dado cuenta pero cada día estoy mas cerca de ti, da igual que nos separen cien o mil kilómetros porque la distancia no me quitan las ganas de estar a tu lado. No se que pensaras de esto, si te guste, o simplemente digas que soy un loco que se aburre y dice palabras sin sentido. 


Te amare siempre

Amor hoy tengo muchas palabras para decirte, pero poco tiempo, se que apenas me conoces, que los momentos que hemos pasado juntos se pueden contar con los dedos de las manos. Pero creo que en este tiempo es mas que suficiente para decirte que me he enamorado locamente de ti, apareces cada noche en mis sueños y ya no puedo imaginar un futuro sin que tu estés presente. Se que solo son palabras y que quizás no confíes en ellas, se que soy un loco diciendo te quiero cuando apenas se casi nada de ti, pero también se que en toda mi vida he estado tan seguro como lo estoy ahora, que cada día es una razón mas que poderosa por la que amarte. Se que nuestro camino va a estar lleno de piedras y baches y se que mi vida tiene un solo sentido y estar a tu lado. amarte es la única razón por la que existo, lo demás me da todo igual. No se si te habrás dado cuenta pero cada día estoy mas cerca de ti, da igual que nos separen cien o mil kilómetros porque la distancia no me quitan las ganas de estar a tu lado. No se que pensaras de esto, si te guste, o simplemente digas que soy un loco que se aburre y dice palabras sin sentido. 


Carta de amor

Querida amiga


He decidido que tras un largo periodo de tiempo queriéndote sin obtener resultado es hora del olvido. Se que a ti esto te da igual que la vida cada uno tiene sus locuras y que de momento es lo que me toca vivir. No te culpo alguien como yo esta muy alejado de alguien como tu. Había que intentarlo los temas del corazón no tienen razón. 


Debo darte las gracias por esos pequeños momentos que algún día me has regalado por ser esa sonrisa que despierta mi día y que hace que sea mas corto. No te guardo rencor a alguien que se ha amado de verdad se le sea lo mejor y eso es lo que quiero. Espero que en tu camino haya las flores que una vez te soñé, que tengas esa sonrisa que solo tu puedes darme y que la vida son dos días y uno ya ha pasado. 


Me despido no sin antes decirte que si alguna vez me necesitas aquí estaré y que da igual lo que pase o haya pasado aquí siempre tendrás ese amigo que una vez te quiso de verdad.



Carta de amor

Querida amiga


He decidido que tras un largo periodo de tiempo queriéndote sin obtener resultado es hora del olvido. Se que a ti esto te da igual que la vida cada uno tiene sus locuras y que de momento es lo que me toca vivir. No te culpo alguien como yo esta muy alejado de alguien como tu. Había que intentarlo los temas del corazón no tienen razón. 


Debo darte las gracias por esos pequeños momentos que algún día me has regalado por ser esa sonrisa que despierta mi día y que hace que sea mas corto. No te guardo rencor a alguien que se ha amado de verdad se le sea lo mejor y eso es lo que quiero. Espero que en tu camino haya las flores que una vez te soñé, que tengas esa sonrisa que solo tu puedes darme y que la vida son dos días y uno ya ha pasado. 


Me despido no sin antes decirte que si alguna vez me necesitas aquí estaré y que da igual lo que pase o haya pasado aquí siempre tendrás ese amigo que una vez te quiso de verdad.



Mi carta mil dos

Hoy escriben estos versos
mis lagrimas y mi corazón
que con este llanto
te dicen adiós.
Muchos son los días
en los que perdí este amor
rogándole al cielo
que me la devuelva por dios.
Estrellas que se apagan
en las noches sin pasión
en las que escribo estos versos
llorando mi corazón.
Aulló a esta luna
que nos une a los dos
tu en la lejanía
pero siente mi corazón.
Mis lagrimas inunda el papel
donde me despido de vos
con un no te olvido
grabado en mi corazón.

Lagrimas de desamor

Son muchas las lágrimas que acunan tu ausencia muchas las razones que hoy llaman a la locura y muchas las letras que este loco enamorado ha escrito en tu nombre. Son muchos los amaneceres que llevan tu nombre miles las razones por las que dejar todo apartado y volver de nuevo a decir te quiero. Muchos los sueños que hacen mella en la única vida que me queda. Días y noches se hacen eternos por tu falta, desvelos en la madrugada que nada mas saben decir que quiere un abrazo tuyo. Son vanas las palabras cuando tu lejanía me deja solo y que en lo mas hondo de mi alma sigo loco enamorado. Versos se escriben con la poca sangre que aun me queda sentimientos que se acumulan en este vacío existencial que aclama tu presencia. Me haces falta y lo sabes porque eres ese empujón que hace que mi vida no se detenga y que cada problema que tenga sea tan solo eso un pequeño contratiempo.


Lagrimas de desamor

Son muchas las lágrimas que acunan tu ausencia muchas las razones que hoy llaman a la locura y muchas las letras que este loco enamorado ha escrito en tu nombre. Son muchos los amaneceres que llevan tu nombre miles las razones por las que dejar todo apartado y volver de nuevo a decir te quiero. Muchos los sueños que hacen mella en la única vida que me queda. Días y noches se hacen eternos por tu falta, desvelos en la madrugada que nada mas saben decir que quiere un abrazo tuyo. Son vanas las palabras cuando tu lejanía me deja solo y que en lo mas hondo de mi alma sigo loco enamorado. Versos se escriben con la poca sangre que aun me queda sentimientos que se acumulan en este vacío existencial que aclama tu presencia. Me haces falta y lo sabes porque eres ese empujón que hace que mi vida no se detenga y que cada problema que tenga sea tan solo eso un pequeño contratiempo.


Recuerdos

De que sirve un libro de recuerdos si no estas tu para llenarlo de que me sirven tantos días si no tengo tu presencia de que sirve llorar si se que nada se va ha arreglar. Guardo los silencios que antes fueron los gritos que alzaban mi voz por una mirada que no se perdió que hizo que los las fueran en único motivo por el que amar. Si ya no hay princesa para que quiero un cuento si ya no hay caballero sino un puto loco que evade de su realidad para decirle al cielo que no merece la pena seguir. Los minutos se hacen horas y las horas eternos días esperando una respuesta que no llega. Y yo mientras tanto guardo las lágrimas en un tarro que me ahoga cada noche y me dice que lo olvide. Olvidar que, que por una vez fui feliz que por una vez tuve la ilusión de un niño que mereció la pena el sacrificio y que no hay camino largo cuando en el esta ella. Olvidar que cada minuto a su lado me daba la fuerza para salir de la mierda en la que estoy metido que no merece la pena mas que estando ella y que ni las lágrimas ni las palabras podrán callar aquello que he vivido. Ya da igual he perdido mi alma mi vida las razones para seguir y el tiempo en llorar. Solo queda esperar que el tiempo acabe con este dolor que me mata con tan solo pensar que puedo sentir. Ahora que me pregunto sigo sentado en esa piedra que se alza en la carretera o miro las estrellas para comprobar que ella ya no esta.


Recuerdos

De que sirve un libro de recuerdos si no estas tu para llenarlo de que me sirven tantos días si no tengo tu presencia de que sirve llorar si se que nada se va ha arreglar. Guardo los silencios que antes fueron los gritos que alzaban mi voz por una mirada que no se perdió que hizo que los las fueran en único motivo por el que amar. Si ya no hay princesa para que quiero un cuento si ya no hay caballero sino un puto loco que evade de su realidad para decirle al cielo que no merece la pena seguir. Los minutos se hacen horas y las horas eternos días esperando una respuesta que no llega. Y yo mientras tanto guardo las lágrimas en un tarro que me ahoga cada noche y me dice que lo olvide. Olvidar que, que por una vez fui feliz que por una vez tuve la ilusión de un niño que mereció la pena el sacrificio y que no hay camino largo cuando en el esta ella. Olvidar que cada minuto a su lado me daba la fuerza para salir de la mierda en la que estoy metido que no merece la pena mas que estando ella y que ni las lágrimas ni las palabras podrán callar aquello que he vivido. Ya da igual he perdido mi alma mi vida las razones para seguir y el tiempo en llorar. Solo queda esperar que el tiempo acabe con este dolor que me mata con tan solo pensar que puedo sentir. Ahora que me pregunto sigo sentado en esa piedra que se alza en la carretera o miro las estrellas para comprobar que ella ya no esta.