Ay mi amor

Ay amor, que versos habrá ahora en esta vida, si mi rió de tinta es un rió de lagrimas, que sueño habrá ahora en mis noches, si las os estrellas mas bonitas de mi cielo se alejan e mi. Dime que alma habrá ahora en este corazón, que sonrisa podre tener en mis labios si mi única razón me abandona, quien contestara mis preguntas, me guiara en este camino por las sendas de lo prohibido, quien mi amor. Escucha como los lamentos de este pobre hidalgo caen en vano, como el camino hace mella en mi cuerpo y los versos caen en estos escollos que me hunden en el mas duro infierno tras haber tocado el cielo.

Ay amor, que dura es la espera, que dura es saber que al salir por esa puerta quizás no te vuelva a ver, que al cruzar esa esquina ya no te encuentre ahí. Ay amor, envenenarme en la locura, en la dulce locura de tus labios que arden en mis sueños provocando a los míos. Enséñame como es el camino, guíame por ese camino que solo esos ojos como dos luceros saben hacer. Porque amarte es mi única razón por la que sonreír y por la que luchar.
7

Te amo con locura

Te amo dulce locura, así eres mi linda flor, apareciste como la primavera tras el invierno llenando de color todo lo que antes fue gris. Secaste las lagrimas de desesperación de mi rostro y pusiste un ápice de color en mi vida. Así, comenzaste a dar luz y esperanza a esta vida, convertiste este pobre zarzal en el mas lindo rosal. Me diste razones mas que suficientes para seguir adelante, luchar cada día mas y así convertirme en este loco enamorado.
Gracias, por cada día, por convertir mis noches en sueños y mis sueños en realidad, gracias, por ser como eres, por hacerme la vida de color de rosa. Gracias por convencerme que la vida es dulce, que se puede sonreír siempre, al menos cuando estoy contigo. Por esto y mucho mas, te quiero mi princesa.

Solo te quiero a ti

Con lágrimas en los ojos, el corazón ya cansado recorrió este camino que ya no se donde me lleve. Se acabaron los sueños, también los versos con los que llenaba no tiempo mientras me quedaba dormido. Solo me quedan los recuerdos de lo que pudo haber sido en esta tarde que comienza y que jamas caerá en el olvido. No he querido asi a nadie mas que a ti mi dulce amiga de la que me enamore con locura y por ella loco he sido. No supe decir te quiero cuando cerca te he tenido ahora que esta a cien leguas es ya tiempo perdido. Seguí tu camino y ahora me hayo perdido porque solo veo tus huellas por donde habías ido. Ya es tarde pero no me rindo sigo en mis trece de jamas irme al olvido. Se despide el poeta, ha muerto el amigo nace tu novio quien será tu marido