Termino el día

Nos fuimos cada uno para su casa, ella a la suya yo a la mía. Mi cabeza estaba confusa, estos días había indicado claros síntomas de que podía tener una oportunidad, seria un buen momento para volverlo a intentar o e nuevo fracasaría. Consulte con mi calendario, quedaban veinte días para que nos volviéramos a ver, para que coincidiéramos. Una larga espera que podía llevarme a lo mas alto o a lo mas bajo, sin embargo no cometería el mismo error de la primera vez, si iba a hacer algo seria en persona. 

Esa misma tarde ella estaba conectada, ya habíamos terminados los exámenes y coincidimos en las redes sociales, hablamos un rato, que alivio haber terminado, la verdad es que si. Yo me estaba ilusionando bastante y en mi cabeza no había mas que pensamientos para preguntarle, pero debería esperar, no cometería de nuevo el error. Decía el refrán que a la tercera va la vencida sera cierto, habrá que esperar. 


Carta numero mil dos

Buenos días princesa:

Que tal estas?, espero que bien. Hace muchos días que no se de ti, muchos en los que no he vuelto a ver esa preciosa sonrisa, en escuchar esa bonita voz, en ver a ese ángel que una tarde de otoño gravo en mi corazón su nombre. Te echo mucho de menos, tanto que tus recuerdos se han convertido en sueños, escucho tu nombre en mi cabeza y me pongo a pensar como te ira. No separan cientos de kilómetros, pero aun así no es motivo suficiente como para que te olvide. Sigo tan enamorado de ti como el primer día, como un perro que espera su dueño, me emociono con cada ilusión de volverte a ver, tenerte frente a mis ojos y soñar de nuevo. Cierro mis ojos y tan solo puedo ver esa chica tan especial que un día conocí sentada en un banco y que hoy ocupa todo mi ser. 

Me despido princesa, no sin antes recordarte que por muy lejos que estés aquí siempre habrá alguien que te quiera cada día un poquito mas. 

Besos y abrazos. 

El ultimo examen II:

Como era de esperar estábamos cuatro monos en el examen, nosotros dos y otros dos mas. Yo llegue media hora antes, como siempre y me senté frente a la gran cristalera, veía a la gente pasar y así se pasaba el tiempo un poco mas rápido. Diez minutos después de llegar, la vi aparecer, estaba increíblemente guapa, no se si eran mis ojos o es que aquel día había hecho algo especial, pero estaba increíble. Llego, saludo y se sentó, tenia una bonita sonrisa en los labios. 

Comenzó a preguntarme como lo llevaba, la verdad bastante bien, aunque no me preocupaba mucho el examen, me preocupaba mas ella. Seguimos charlando hasta el momento antes de entrar, casi toda la conversación centrada en el examen. No era el momento, y al parecer tampoco lo seria en unos días porque no la veía muy positiva para plantearle que fuera mi pareja. Decidí callarme, tal ve también influía mi cobardía ante una mujer así, pero es lo que hay. 

Terminamos el examen, salí el primero y al minuto ella, yo estaba bastante satisfecho con mi examen, ella igual, tenia algunas dudas pero decía que aprobaria. Bajamos las escaleras hasta la planta baja hablando y en ese momento nos encontramos a un amigo, comencé ha hablar con él y ella me dijo sujeta mi carpeta que debo ir al servicio. Entonces gaste una broma, le dije buena carpeta, quizás me den algo por venderla. Su respuesta fue inmediata, si le pasa algo a la carpeta, te estoy dando gorrazos hasta mi pueblo, a lo que conteste pues cuando lleguemos me invitas a desayunar. Se sonrió y entro en el baño.

Mi amigo y algunos mas que estaban alli se quedaron callados, una chica que estaba alli en el grupo dijo, vosostros sois pareja, o al menos os comportáis así, yo me sonrei y no dije palabra. 

Ultimo examen

Apenas habían pasado dos días de la ultima vez que coincidimos, esta vez estaríamos casi igual, los dos mas alguno que tampoco hubiese aprobado en años anteriores. Yo estaba nervioso, no sabia que hacer, había consultado con algunos amigos, gente del foro pero no tenia claro, si volver a intentarlo o dejarlo pasar. Era mi ultima oportunidad, luego pasaría cerca de un mes cuando nos volviéramos a ver o coincidir. 

No las tenia todas conmigo, ella se había comportado bastante amigable conmigo, había sido borde y también cariñosa, no sabría con cual iba a ser con quien me encontrara. Decidí, ver como estaba este día y dependiendo de como fuese así haría. En mi cabeza solo había un pensamiento, si lo intentaba y me decía que no me olvidaría para siempre y si me decía que si, me volvería medio loco de alegría. El problema es que ya había fracasado en veces anteriores, y esto me hacia que me lo plantease muy seriamente. 

Examen

Yo apenas tenia los ojos en mi examen, solo viendo sus respuestas y negando con mi cabeza. De las cuatro preguntas, apenas tenia una bien contestada, seguro que volvería a suspender. No podía decirle las respuestas, lo primero porque ella no creo que las cambiara y lo segundo porque si nos pilla el profesor no la aprobamos ni a la sexta. Que hacer, opte por la opción mas tonta suspender yo también el examen, suspender un examen a propósito. No es la mejor opción y por supuesto no es la mas sensata. 

Salimos del examen, yo con cara de poquer, no sabia si alegrarme o llorar, había suspendido un examen a posta por ella, para volvernos a ver en otra convocatoria. Ella salio animada, creía que había aprobado, pero yo sabia que no, y no iba a ser yo quien le diera el palo. Esperaría a que salieran las notas. Nos despedimos, ella se fue a su casa y yo a la mía, a esperar el palo. 


carta de amor

Apenas cuento los minutos para volver a verte, para sentir tu mirada en mi cuerpo, callo mis sentimientos con los latidos de mi corazón que repite una y otra vez tu nombre. Cierro los ojos y escucho cada palabra que me has dedicado, que suena como música en mis oídos, guardo silencio, mas en cada segundo que marca este reloj es un latido que pide tu compañía, una mirada perdida que busca tu rostro pidiéndole al cielo que ese ángel de amor que una tarde lo enamoro este presente.

Quiero tenerte en cada sueño, sentirte en cada abrazo y beso que te de, sentir como tu mirada hace latir mi corazón, como con una mirada tuya podemos hacer callar mis labios, mis pensamientos y hasta mis latidos. Te quiero, desde el primer minuto en que tus labios pronunciaron tu nombre, hasta que cierre mis ojos y con la ultima bocanada de aire diga tu nombre.


Un dia mas

Segundo examen de la temporada y segundo día en el que nos veíamos, esta vez no había casi nadie en el examen, como siempre nos juntábamos los mas enredas, por así llamarnos. A las nueve de la mañana, temprano, yo había llegado un poquito antes, me senté en el banco junto a la puerta de entrada, ella llego unos diez minutos después. Me saludo y se sentó a mi lado. Comenzó a preguntarme algunas cosa sobre el examen y ver mis apuntes, yo mas pendiente de que que no se fijara en la portada que en los apuntes. Las preguntas seguían hasta cinco minutos antes de entrar en el que llego un alumno que también hacia el examen. Nos pregunto si era allí, a lo que respondimos al unisono que si. 

Larga espera, ella nerviosa por el examen, yo por estar con ella, no se cual de los dos motivos era peor, pero ambos en la misma. Llego el profesor y entramos, nos colocaron, de manera en el que ella estaba delante de mi, yo podía ver su examen. Cuatro preguntas y ella centrada en contestar. 

Solo había sido el comienzo

Tan solo había pasado un día y ya me estaba comiendo la cabeza de nuevo, volvía a estar tan débil como hacia meses atrás, esta vez con algo mas de valor, pero con las mismas dudas. Yo enamorado de ella, eso no puedo dudarlo y ella, quien sabe, porque no se dejaba mostrar, si esta vez quería algo mas. Comencé a darle vueltas, quedaba algo mas de una semana de exámenes y después un descanso, en esa semana me encontraría con ella al menos dos veces mas. 

Comencé a abandonar un poco de lado mis estudios y centrarme en lo que ella quería, estaba horas pegado al ordenador viendo si se conecta o no, si escribe algo me pregunta, pero nada. Yo no quería dar de nuevo el paso, ya había cometido dos veces mas ese error y lo había pagado un poco caro, si de verdad ella quiere algo que me lo demuestre, yo pondré todo de mi parte, pero no iniciare nada. Ese era mi pensamiento, aunque no mis hechos. 


Un dia de descanso

Tras una noche de darle vueltas a mi cabeza desperté, como siempre mi primer pensamiento era ella. Comencé con mi rutina desayuno, ver un rato la tele y estudiar. En cada descanso me introducía en las redes sociales, esta vez tenia ganas de algo de risa por lo que puse en uno de mis estados algo gracioso. Ella lo vio y comento, entonces mi cabeza dejo de centrarse y pensó en ella. Había sido una indirecta, o simplemente un comentario sin malicia, lo comente con algunos amigos del foro, algunos decían que era una indirecta y otros que este tema ya rallaba un poco. Como siempre, yo esperanzador opte por las respuestas positivas, de todas formas el no ya lo tengo. Sin embargo no tenia valor, al día siguiente nos encontraríamos y quería estar seguro si le intereso o no antes de volverla a liar. El tiempo me dirá que le intereso o vuelve a jugar a ese juego en el que yo caigo de nuevo.    



Queda un poco menos II

Terminamos el examen, yo tranquilo mi trabajo estaba hecho, ella un poco intranquila al parecer no le había salido del todo bien. Nos encontramos fuera, yo salí de los primeros y ella casi al mismo tiempo. Comentamos un poco el examen, ella se notaba un poco triste. Intente animarla diciendo que quizás aprobaría, a lo mejor tenia suerte y aprobaba, conseguí que se fuera algo mejor. Esta vez estaba cansado por lo que decidí irme para casa y ella lo mismo. La acompañe a la parada del bus mientras hablábamos de cosas sin importancia, algún chascarrillo y poco mas. Ella cogió el bus para su casa y yo el mio. 

Mientras me dirigía a casa mi cabeza no dejaba de dar vueltas, se había ido un poco triste, espero que se alegre un poco. También estuve pensando en su trato, en su forma de hablarme, no había sido ni cortante ni fría, sino todo lo contrario, se notaba acercamiento. Yo seguía enamorado de ella, es de cajón, y ella lo sabia, pero esta vez no quiera perderle, con la escena de hacia unos días ya había bastante.