te quiero

Te amo dulce locura, así eres mi linda flor, apareciste como la primavera tras el invierno llenando de color todo lo que antes fue gris. Secaste las lagrimas de desesperación de mi rostro y pusiste un ápice de color en mi vida. Así, comenzaste a dar luz y esperanza a esta vida, convertiste este pobre zarzal en el mas lindo rosal. Me diste razones mas que suficientes para seguir adelante, luchar cada día mas y así convertirme en este loco enamorado.

Gracias, por cada día, por convertir mis noches en sueños y mis sueños en realidad, gracias, por ser como eres, por hacerme la vida de color de rosa. Gracias por convencerme que la vida es dulce, que se puede sonreír siempre, al menos cuando estoy contigo. Por esto y mucho mas, te quiero mi princesa. 

te quiero

Te amo dulce locura, así eres mi linda flor, apareciste como la primavera tras el invierno llenando de color todo lo que antes fue gris. Secaste las lagrimas de desesperación de mi rostro y pusiste un ápice de color en mi vida. Así, comenzaste a dar luz y esperanza a esta vida, convertiste este pobre zarzal en el mas lindo rosal. Me diste razones mas que suficientes para seguir adelante, luchar cada día mas y así convertirme en este loco enamorado.

Gracias, por cada día, por convertir mis noches en sueños y mis sueños en realidad, gracias, por ser como eres, por hacerme la vida de color de rosa. Gracias por convencerme que la vida es dulce, que se puede sonreír siempre, al menos cuando estoy contigo. Por esto y mucho mas, te quiero mi princesa. 

Hoy

Hoy quise hacer algo especial y después de haber pasado medio día pensando en que decidí hacer lo que debí de hacer hace ya mucho tiempo. Me puse a recordar aquellos momentos que me has dedicado, aquellos que han merecido la pena y el porque de que cuando miro tus ojos me siento así. Te conocí y desde el primer momento sabia que eras especial, alguien como tú no se encuentra todos los días. Eras esquiva, un poco arisca y siempre estabas a la defensiva. Sin embargo cuando quitabas esa barrera te convertías en esa persona que ha robado mi corazón, alguien con quien charlar, alguien que al mirar sus ojos muestra que esa fortaleza es tan solo fachada y alguien con quien compartir el tiempo sin poner limites. En estos tiempos ha habido altos y bajos, mas bajos que altos, sin embargo no se porque tu mirada siempre me hizo salir adelante y con mas fuerza que nunca. Quizás por eso para mi eres única o por eso estoy locamente enamorado, quizás sea por eso, o porque mis ojos no pueden ver nada malo en ti, todo lo que veo es bueno. 


Hoy

Hoy quise hacer algo especial y después de haber pasado medio día pensando en que decidí hacer lo que debí de hacer hace ya mucho tiempo. Me puse a recordar aquellos momentos que me has dedicado, aquellos que han merecido la pena y el porque de que cuando miro tus ojos me siento así. Te conocí y desde el primer momento sabia que eras especial, alguien como tú no se encuentra todos los días. Eras esquiva, un poco arisca y siempre estabas a la defensiva. Sin embargo cuando quitabas esa barrera te convertías en esa persona que ha robado mi corazón, alguien con quien charlar, alguien que al mirar sus ojos muestra que esa fortaleza es tan solo fachada y alguien con quien compartir el tiempo sin poner limites. En estos tiempos ha habido altos y bajos, mas bajos que altos, sin embargo no se porque tu mirada siempre me hizo salir adelante y con mas fuerza que nunca. Quizás por eso para mi eres única o por eso estoy locamente enamorado, quizás sea por eso, o porque mis ojos no pueden ver nada malo en ti, todo lo que veo es bueno. 


Silencios

Silencios que arden en la profundidad de este alma que te busca en los ojos que hoy lloran desconsolados por tu ausencia. Palabras, todas aquellas que no te dije, que son el motivo por el que hoy no estas a mi lado. Versos escritos con la sangre que corría por mis venas, con la única inspiración de pensar en ti, en esa mujer que un día robo mi corazón y desde entonces es la razón mas fuerte por la que vivir. Así derrumbado, como las ruinas de aquella ciudad que llamaron Troya, asi me siento, lleno de escombros, buscando en lo mas hondo de mis pensamientos una razón por la que seguir este duro camino que me ha hecho caer. Despertar de esta pesadilla en la que tu no estas, en la que tu falta es mi martirio, mi castigo del infierno por haber amado a un ángel. 

Pero de algo estoy seguro, que ni la distancia ni el tiempo pueden ser la goma que borre los sentimientos que un dia grabaste a fuego, que en mi lecho de muerte tu nombre serán las cuatro ultimas letras que pronuncien mis labios. Asi con lagrimas en los ojos y sin razón por la que caminar, este caminante se sienta a esperar a esa bonita piedra que un día lo hizo caer y enamorarse. 

Silencios

Silencios que arden en la profundidad de este alma que te busca en los ojos que hoy lloran desconsolados por tu ausencia. Palabras, todas aquellas que no te dije, que son el motivo por el que hoy no estas a mi lado. Versos escritos con la sangre que corría por mis venas, con la única inspiración de pensar en ti, en esa mujer que un día robo mi corazón y desde entonces es la razón mas fuerte por la que vivir. Así derrumbado, como las ruinas de aquella ciudad que llamaron Troya, asi me siento, lleno de escombros, buscando en lo mas hondo de mis pensamientos una razón por la que seguir este duro camino que me ha hecho caer. Despertar de esta pesadilla en la que tu no estas, en la que tu falta es mi martirio, mi castigo del infierno por haber amado a un ángel. 

Pero de algo estoy seguro, que ni la distancia ni el tiempo pueden ser la goma que borre los sentimientos que un dia grabaste a fuego, que en mi lecho de muerte tu nombre serán las cuatro ultimas letras que pronuncien mis labios. Asi con lagrimas en los ojos y sin razón por la que caminar, este caminante se sienta a esperar a esa bonita piedra que un día lo hizo caer y enamorarse. 

porque…

He callado tantos te quiero que me arde el pecho cada vez que pienso que son los que hoy me hicieron falta para demostrarte que te quiero. Hoy ardo en el infierno, recordando el cielo que era tenerte frente a mis ojos. Porque te quiero, es la única razón que me hace falta para saber que sin ti no se vivir, que sin ti no quiero sonreír, porque esta vida quiero vivirla contigo. Porque los recuerdos antes de conocerte no existen, porque mi mundo eres tu, porque aun después de años me tiemblan mis piernas cuando me enfrento a tus ojos. Porque en casi treinta años no he encontrado nadie por quien merezca la pena luchar, salvo tú.


porque…

He callado tantos te quiero que me arde el pecho cada vez que pienso que son los que hoy me hicieron falta para demostrarte que te quiero. Hoy ardo en el infierno, recordando el cielo que era tenerte frente a mis ojos. Porque te quiero, es la única razón que me hace falta para saber que sin ti no se vivir, que sin ti no quiero sonreír, porque esta vida quiero vivirla contigo. Porque los recuerdos antes de conocerte no existen, porque mi mundo eres tu, porque aun después de años me tiemblan mis piernas cuando me enfrento a tus ojos. Porque en casi treinta años no he encontrado nadie por quien merezca la pena luchar, salvo tú.


Nuevo deseo

Paseando por estas calles, en las que los adornos me recuerdan que ya es navidad, que se acercan esas fechas en las que echarte de menos es mi condena. Ya huelen, ese ambiente de la gente un poco mas feliz, un poco de armonía, mientras yo me marchito como esa rosa de San Valentin que no toca el agua, y así continuo con esta vida. Sin embargo estas fechas son mágicas, quizás se acuerde de mi, o tal vez sea como ese ser gordito que trae regalos a todos menos a mi. No hay lagrimas en los ojos, las ultimas hace mucho que se fueron, mucho que mis ojos ya no las conocen, sin embargo no he vuelto a sonreír desde aquella tarde en la que tu ultimo adiós, hirió de muerte mi alma.

Nuevo deseo

Paseando por estas calles, en las que los adornos me recuerdan que ya es navidad, que se acercan esas fechas en las que echarte de menos es mi condena. Ya huelen, ese ambiente de la gente un poco mas feliz, un poco de armonía, mientras yo me marchito como esa rosa de San Valentin que no toca el agua, y así continuo con esta vida. Sin embargo estas fechas son mágicas, quizás se acuerde de mi, o tal vez sea como ese ser gordito que trae regalos a todos menos a mi. No hay lagrimas en los ojos, las ultimas hace mucho que se fueron, mucho que mis ojos ya no las conocen, sin embargo no he vuelto a sonreír desde aquella tarde en la que tu ultimo adiós, hirió de muerte mi alma.