Cielo estrellado

Cielo estrellado
con murmuro de este rió de lagrimas
escribiendo con mi sangre
las letras de esta iliada.
Mil barcos corren por estas venas
buscando en cada rincón
de este humilde corazón
el nombre de su princesa.
Letras y mas letras
que se escriben al compás
de mil canciones de amor
que suenan en mi cantar.
No hay mas poetas que estos versos
que pretendo terminar
para la mujer mas hermosa
de este mi cantar. 

Cielo estrellado

Cielo estrellado
con murmuro de este rió de lagrimas
escribiendo con mi sangre
las letras de esta iliada.
Mil barcos corren por estas venas
buscando en cada rincón
de este humilde corazón
el nombre de su princesa.
Letras y mas letras
que se escriben al compás
de mil canciones de amor
que suenan en mi cantar.
No hay mas poetas que estos versos
que pretendo terminar
para la mujer mas hermosa
de este mi cantar. 

Amor

No soy mas que palabras
en esta mar de sentimientos
que se hunden en este océano
de palabra que no cobran sentido.
Dolor en mis labios
que mueren por rozar los tuyos
beber del dulce néctar
que florece en ti boca.
Amargura en esta soledad
de abrazos tan fríos como el mar
tan bravos como la marea alta
y tan fuerte como este amor.

Amor

No soy mas que palabras
en esta mar de sentimientos
que se hunden en este océano
de palabra que no cobran sentido.
Dolor en mis labios
que mueren por rozar los tuyos
beber del dulce néctar
que florece en ti boca.
Amargura en esta soledad
de abrazos tan fríos como el mar
tan bravos como la marea alta
y tan fuerte como este amor.

Buenos dias princesa

Buenos días princesa:

Hoy en la noche te tuve en mis sueños y en ellos pude mirarte a los ojos fijamente pare decirte lo especial que eres para mi, por eso quizás he decidido que esta carta sea mi voz, los latidos de mi corazón que laten por ti. No se cuanto tiempo ha pasado desde que pasaste de ser una mujer mas a ser esa persona que entra en mis sueños y roba mi corazón, no se con que palabras decirte que eres mi ultimo pensamiento antes de dormir y el primero al despertar. Siento no ser ese caballero con tableta de chocolate en los abdominales, con un porche en la puerta de su gran mansión ni el que te despierte cada mañana con un diamante, solo soy un hombre que un día conoció a su razón de vivir, a una mujer lo suficientemente importante con la que le gustaría compartir sueños, sonrisas y alegrías.

Yo no te puedo prometer el universo, ni siquiera una simple estrella, yo lo único que puedo prometerte es que te haré feliz, que intentare darte todo aquello que necesites, que te haga sonreír cada mañana, y tan solo a cambio te pido una sola cosa, ver esa bonita sonrisa cada mañana. 

Buenos dias princesa

Buenos días princesa:

Hoy en la noche te tuve en mis sueños y en ellos pude mirarte a los ojos fijamente pare decirte lo especial que eres para mi, por eso quizás he decidido que esta carta sea mi voz, los latidos de mi corazón que laten por ti. No se cuanto tiempo ha pasado desde que pasaste de ser una mujer mas a ser esa persona que entra en mis sueños y roba mi corazón, no se con que palabras decirte que eres mi ultimo pensamiento antes de dormir y el primero al despertar. Siento no ser ese caballero con tableta de chocolate en los abdominales, con un porche en la puerta de su gran mansión ni el que te despierte cada mañana con un diamante, solo soy un hombre que un día conoció a su razón de vivir, a una mujer lo suficientemente importante con la que le gustaría compartir sueños, sonrisas y alegrías.

Yo no te puedo prometer el universo, ni siquiera una simple estrella, yo lo único que puedo prometerte es que te haré feliz, que intentare darte todo aquello que necesites, que te haga sonreír cada mañana, y tan solo a cambio te pido una sola cosa, ver esa bonita sonrisa cada mañana. 

Caminante

Caminante no hay camino
sin que los ojos de esa princesa
alumbren esta vida
mas que el faro la mar.
Sentimientos arraigados
en este estúpido corazón
que golpea mi pecho
al compás que grita tu nombre.
No hay versos
que rompan esta solitaria noche
sin escuchar el suspiro
de este hombre enamorado.
No hay palabras
que rompan este silencio
que arde en mi pecho
y tapa mi boca.
Porque no hay nada
mas valioso
que un beso
de esos dulces labios.

Caminante

Caminante no hay camino
sin que los ojos de esa princesa
alumbren esta vida
mas que el faro la mar.
Sentimientos arraigados
en este estúpido corazón
que golpea mi pecho
al compás que grita tu nombre.
No hay versos
que rompan esta solitaria noche
sin escuchar el suspiro
de este hombre enamorado.
No hay palabras
que rompan este silencio
que arde en mi pecho
y tapa mi boca.
Porque no hay nada
mas valioso
que un beso
de esos dulces labios.

Angel de amor

Sentado en el alba de este día perfecto viendo como la luna mengua recogiéndose dejando paso a ese sol que alumbrara ni la cuarta parte que esos dos ojitos que tu tienes como dos candiles. Ángel de esta vida que encarrilas mi vida desde el amanecer hasta el anochecer, responsable de cada sueño que guía mi imaginación vela por mi, por este corazoncito que te quiso desde el primer día en que se reflejo en tu mirada buscando un motivo por el que quererte aun mas. Eres el motivo mas fuerte de mi sonreír, el motivo mas bonito por el que quererte, y la razón por la que mi locura es eterna.


No eres especial, simplemente eres la única persona que enloquece mis sentidos, que enloquece mis noches, que da sentido a mi vida con una simple mirada. La locura se vuelve una razón, razón por la que quererte mas, si aun se puede. Presentar como reto conservar esa sonrisa que brilla en tu cara tanto como el faro de Cadiz en el mar. 

Angel de amor

Sentado en el alba de este día perfecto viendo como la luna mengua recogiéndose dejando paso a ese sol que alumbrara ni la cuarta parte que esos dos ojitos que tu tienes como dos candiles. Ángel de esta vida que encarrilas mi vida desde el amanecer hasta el anochecer, responsable de cada sueño que guía mi imaginación vela por mi, por este corazoncito que te quiso desde el primer día en que se reflejo en tu mirada buscando un motivo por el que quererte aun mas. Eres el motivo mas fuerte de mi sonreír, el motivo mas bonito por el que quererte, y la razón por la que mi locura es eterna.


No eres especial, simplemente eres la única persona que enloquece mis sentidos, que enloquece mis noches, que da sentido a mi vida con una simple mirada. La locura se vuelve una razón, razón por la que quererte mas, si aun se puede. Presentar como reto conservar esa sonrisa que brilla en tu cara tanto como el faro de Cadiz en el mar.