Cada dia que pasa te quiero un poquito mas

Nos separan mas de 200 kilometros pero mi corazon esta cerca de ti. No tengo miedo a la distancia que nos separa, porque mi pensamiento esta contigo. Soñare contigo y contare cada segundo que pasa hasta poder cruzar nuestras miradas. Aun no teniendo sueño, al cerrar mis ojos vendrá mis sueños y vere tu imagen sonriente. Esta noche mirare a la luna y contare a las estrellas, para saber que faltan dos; tus ojos, imaginare como mengua la luna para poder tener tu sonrisa y apagare todas las luces para que la oscuridad me recuerde el negro de tu pelo. No escuchare esta noche el latir de mi corazón, porque el estará contigo. Caeran lagrimas de mis ojos, pero no temas cada una de ellas es un suspiro que nació de la poesía que llevan escritas mis venas y desde lo mas hondo de mi alma intentaran difuminar tu imagen en mi almohada. Me asomare a mi balcón, para ver si aun queda alguna de esas hojas que una tarde de otoño arranco el viento a los arboles, con un único fin, tener esta noche el recuerdo de tus ojos. Tan solo porque la única razón de mi existencia eres tú. 

Cada dia que pasa te quiero un poquito mas

Nos separan mas de 200 kilometros pero mi corazon esta cerca de ti. No tengo miedo a la distancia que nos separa, porque mi pensamiento esta contigo. Soñare contigo y contare cada segundo que pasa hasta poder cruzar nuestras miradas. Aun no teniendo sueño, al cerrar mis ojos vendrá mis sueños y vere tu imagen sonriente. Esta noche mirare a la luna y contare a las estrellas, para saber que faltan dos; tus ojos, imaginare como mengua la luna para poder tener tu sonrisa y apagare todas las luces para que la oscuridad me recuerde el negro de tu pelo. No escuchare esta noche el latir de mi corazón, porque el estará contigo. Caeran lagrimas de mis ojos, pero no temas cada una de ellas es un suspiro que nació de la poesía que llevan escritas mis venas y desde lo mas hondo de mi alma intentaran difuminar tu imagen en mi almohada. Me asomare a mi balcón, para ver si aun queda alguna de esas hojas que una tarde de otoño arranco el viento a los arboles, con un único fin, tener esta noche el recuerdo de tus ojos. Tan solo porque la única razón de mi existencia eres tú.