Sentido de amarte y echarte de menos

El echarte de menos hasta hoy tan solo había sido un sentimiento que entraba en mi, que sacaba las lagrimas del alma, que llenaba de palabras las hojas de mi escritorio y que grababa tu nombre en todos aquellos sitios en los que pretendía escribir. Pero no se queda ahí, echarte de menos es darme cuenta de que lo mas increíble de todo es que no estas a mi lado, que me separan kilómetros de aquella persona a la que mas he amado, querido y soñado. Es como quitarme el aire, como intentar convencerme de que la vida continua cuando ya sabe que algo esta fallando. Me doy cuenta de que todo aquello en lo que había soñado el viento se lo ha llevado, que todo aquellos que merecía la pena se va en un suspiro, en unos simples te quiero que apagando mi alma se queda en la mas estricta soledad. Me doy cuenta de que amarte es darme cuenta de que tu eres lo único que importa, que al marcharte te has llevado el valor de mi vida, que al irte solo me queda echarte de menos y hacer que pasen todos esos días pidiéndole al cielo que alli donde estes conserve esa sonrisa. 

Por el amor eterno

Bastara tan solo un beso para que este amor fuera eterno, para que esta vida que ahora cae en nuestros brazos se convierta en tan solo una realidad, para que esta locura que prende la llama de lo que unos llaman amor sea quien detenga el tiempo y lo reserve para siempre. Bastaría dos palabras para que en mi lecho de muerte tu nombre quemara mis labios, para que este sueño que comenzó de un delirio sea la realidad de un hombre enamorado. Bastaría un si de tus labios para que en mi mente no haya mas recuerdos que los te quiero que se escapen en los versos que una tarde hicieron enamorarme de unos ojos castaños y la mujer mas hermosa del planeta. 

mujer dulce mujer

En el silencio de la tarde mas hermosa nace el corazón rebelde, ese que sin querer dice piropos al alba con la única escusa de que en el se encuentran los te quiero mas insospechados, los versos mas profundos, los te quiero que nunca se han dicho y que siguen en el limbo de un alma herida. Cada minuto que pasa en esta tarde es un segundo que se pierde en la locura de un hombre enamorado, en los te quiero de un quiero y no puedo, en el sentimiento eterno de un poeta que llora desconsolado por esa mujer que se marcho y que ya jamas volvió. Las palabras se hacen eco de algo que ha perdido, de algo que ya no volverá, de algo que aunque quiera no llegara a ser mas que recuerdos en una tarde. 

Sentido a la vida

Con la mirada perdida en los papeles, en los viejos recuerdos que me dan las fotos que mojan mis lagrimas, revivo aquellos momentos que impregnan con ansia los te quiero de un hombre que nace tras un sueño, tras un te quiero a un ángel que aparece en la tarde de otoño. Sus ojos castaños, su pelo azabache hacen que cobre vida la estación mas hermosa, que este otoño muestre la primavera que lleva dentro, que la desnudez de los arboles al perder sus hojas tengan el sentido de los te quiero que se escapan a los labios que ahora dictan tu nombre a un alma acobardada, a un alma que se llena de te quiero y que escriben en mis papeles lo mucho que te echo de menos. Los recuerdos bañados al sol, los momentos que se quedan en la memoria de un hombre enamorado, los versos que sin querer se recitan y llenan mi vida de amor y alegría. 


Silencios en las noches oscuras

En el silencio eterno de la noche se escuchan los te quiero de un hombre que llama a voces a un ángel que se aparece en los sueños de quien hoy escribe los versos. se escuchan los murmullos de un sueño eterno, de un quiero y no puedo, de un hombre enamorado que mirando a las estrellas encuentra las mil razones por las que amar siempre a quien nunca ha amado. Mira desconsolado a la luna y se pregunta porque en este silencio no se escuchan esa risa que tantas veces he soñado, porque no se escucha el murmullo del viento trayendo consigo el timbre mas dulce de una voz que enamora a un loco. me pregunto porque mis versos siempre se dedican a la misma mujer, cuando en un simple sueño puedo decir todo lo que siento. 

Sentimientos enmarados en palabras

Me he preguntado tantas veces porque me da miedo mirar a los ojos que tanto me han dado y de los que depende en cada momento para la sonrisa mas eterna, pero sin respuesta sigo pensando en la locura que me brinda un amor eterno, un ángel que nace de un sueño y que ha ce que mi locura desenfrenada prenda la llama que no puedo apagar. El silencio es lo único que brinda mi alma cansada de perseguir fantasmas en la noche, de seguir ese sueño que se esfuma cada madrugada y que vuelve cada noche con la luna susurrando el nombre que mis labios no se atreven a pronunciar. Como lobo aulló a la noche, prendo en la mirada cansada de un hombre enamorado los te quiero que se graban en un corazón cobarde que ama a la mujer mas bella pero que en silencio calla las palabras mas hermosas que hay en su alma. Ciego por un amor prohibido camino sin rumbo por la senda de la oscuridad con la única luz que dan dos luceros que me guían hasta la eterna felicidad, hacia esa persona de la que dependo, que nunca olvido y que siempre he amado. 

Silencio incansable de un amor eterno.

No hay mas silencio en en las miradas que cuando cierro los ojos y te imagino frente a mi, cuando miro al cielo estrellado y lo que no puedo encontrar nada que brille como lo hacen tus ojos. Mis desvelos son el fruto del te quiero que se queda en el alma dolorida de un hombre que ama a quien no lo ama, una mujer increíble que nace de un sueño y que permanece en la sombra de los te quiero en el que nadie puede encontrar. Sus ojos dos rubí que brillan en lo mas hondo de la mente despierta del poeta que muere de amor, sus labios el acantilado del que salen las palabras que matan el alma de los versos que una tarde se compuso, su pelo azabache como la noche que nos cubre, embruja y nos deja en el éxtasis de un amor prohibido. Sus palabras son el silencio eterno de los versos que compuse, de los sentimientos que una vez afloraron en mi, de los te quiero que se quedan en mis labios y que por miedo no me atrevo a decir. 

Carta al sentimientos que se ahoga en mi alma

Quise que mis lagrimas no estorbaran en este papel que espero que lleve las palabras hacia esa persona que tanto me importa y la que no me dirijo desde hace tanto tiempo. Se que no he sido el mejor hombre de la tierra, que te he negado tantas veces que ya no sabia si eras real o tan solo un producto de mi imaginación, pero aun así estabas siempre presente. No se cual es mi peor error, si el no decir lo que siento o haber intentado demasiado tarde recuperar lo que ya no tenia solución. Tampoco puedo llenar de promesas aquello que no las merece, recordar los sueños que mordían mi alma mientras en la sombra de la noche negaba ante la luna que eras el amor de mi vida. Se que es tarde, que el el tiempo cerro las puertas a un fracasado que solo miraba a un pasado, que escribía en viejos papeles dos nombres y un te quiero ocultándolos para que ni en la memoria aparecieran escritos. No pido perdón, para que si no lo merezco y en esto del amor el tiempo es jurado y verdugo y me ha alejado de ti, lo único bueno que pudo haber en mi vida. 

Sentimientos a fuego lento

En el silencio de mi alma desnuda se encuentran los versos que nunca te he dicho, las palabras que tantas veces han mostrado este maldito sentimiento que ahoga mi vida y los sueños en los que te tengo presente. Tu carencia hace que mis palabras se amontonen, que mi silencio no sea mas que un te quiero infinito que se dice en las palabras ocultas de un hombre que no se atreve a pronunciarse. El tiempo me recuerda que en la noche es cuando mas te echo de menos, cuando mas te pienso, cuando mas te quiero, por pensarte es darme cuenta de que en mi alma cansada hay una imagen que se repite cada segundo del día, cada instante en que e siento frente a una fotografiar y propongo un mundo mejor. Mis sueños son el recuerdos de un pasado que no vuelve, días en los que me perdía negando un amor que ya existía, una cobardía que me aleja mas de la única persona que ha merecido la pena alguna vez, tu. 


La vida se marcha en unos segundos

Llega ese momento en la vida en el que piensas en lo que ha pasado, en aquello que no tienes vivido, en aquellos momentos que dejaste pasar por culpa del miedo, del que dirán o de que no te atrevías. Ahora son los que mas recuerdo, aquellos momentos que perdí sentado en un banco junto a la mujer que mas he amado en este planeta callado porque no tenia el valor para decirle que mi vida le pertenecía. Me doy cuenta de que el tiempo que se pierde no se devuelve, que las palabras que he callado ya no las puedo decir, que mi vida esta sujeta a un te quiero permanente y que no he podido soltarlo. Te he amado, querido, odiado, pensado y soñado todo a la vez, pero solo me bastaba una palabra para saber que tu eras especial, que tu eras la melodía que sonaba en mi cabeza cuando silbaba diciendo todo lo que te amaba. Te quiero, y siempre lo haré porque cuando alguien como tu aparece en la vida no se puede desperdiciar ni un segundo.