Pocas palabras

En el silencio de mi alma es donde guardo todos tus recuerdos, en el silencio de aquel te quiero es donde mi alma escribe aquellas palabras que jamas te he dicho pero que mi corazón siempre ha querido decirte. La noche es testigo de cada lagrima que te echa de menos, de cada mirada perdida a la luna buscando una explicación, de cada te quiero que se escribe en mis papeles y de los que soy culpable de amarte. Mi castigo enamorarme de una princesa en la lejanía, suficiente para llorar ríos de tinta que impregnan mi papel con tu nombre junto a mil te quiero. 


Silencio de mis palabras

Te imagino, escuchando mis palabras a centímetros de mi, con el reflejo de mi silueta en tu mirada, escuchando el sonido de tu respiración mientras mi corazón late cada vez mas fuerte. Te imagino que los kilómetros que separan nuestros cuerpos se eliminan con un puente de palabras, que cada te quiero que se nos escapa es un beso en la lejanía, que cada mirada se hará eterna porque ni la distancia es capaz de separar un amor tan fuerte como el nuestro. Cierro los ojos y tu imagen se clava en mi, tus ojos castaños arden en mis adentros y hacen que llegue el otoño a mi vida. Las hojas de este poeta se caen, los versos se recitan a esa musa que nació de un amor tardío y que prende la llama en este invierno frió manteniendo la calidez de mi alma. Mis palabras callan a mis latidos, mi vida cobra sentido, mis te quiero salen de mi boca como fuego de mi alma. 

Amor en la lejania

En el silencio mas eterno de mi noche es cuando escucho tus palabras, esas que me transportan a donde nadie ha estado, esa que me dice al oído con susurro que me quieres, que sin mi no puedes vivir. Desde la lejanía miro al cielo y veo que el brillo de las estrellas ha perdido intensidad, mientras el de tus ojos brilla cada vez mas fuerte. La distancia se acorta, se hace mas pequeña cuando puedo mirarte y acariciar tu mano, mi corazón grita en cada latido que te ama, que te necesita, que cada segundo del día te siente especial, porque estas en mi mente. Te has incrustado en mis sueños, como veneno recorres mi cuerpo sucumbiendo a ti, me rindo, y digo que estas palabras dejan de tener sentido, cuando solo te puedo tener en mi mente.


Carta de amor IX

Buenas tardes princesa

Apenas conseguí leer tus letras y ya mi corazón ha dado un vuelco, cierro mis ojos e imagino que tus palabras son el susurro del viento que me trae el sonido de tu boca que llega a mi. La distancia es eterna, pero tus palabras hacen que te sienta cerca, que cierre los ojos e imagine que te tengo delante mía. Cada noche antes de dormir te tengo en mi mente, quizás sea que me enamore, quizás que este demasiado loco la verdad no lo se, lo único que entiendo es que ver en mi correo tus letras hacen que esboce una sonrisa. Me encantaría tener tus mano,agarrarla y no soltarla, susurrarte mil palabras al oído, mira al cielo y darnos cuenta que el tiempo no es mas que nubes que pasan sobre nosotros. Mirar tus ojos y ser el reflejo de ellos, pensar que en tu mente solo existo yo. Pero es un sueño, algo lejano, pero que siento en lo mas hondo de este corazón.

Me despido, de ti mi ángel, para que mañana vuelva a despertar con la sonrisa en mis labios por haberte tenido entre mis sueños. 

Palabras de amor

Buenas tardes,princesa

Tus letras llenan mis pensamientos mientras en mis sueños encuentro mil preguntas que no tienen aun respuesta. Quizas me guste, quizás me enamore, quizás sea una amiga, la verdad no lo se, lo único que tengo claro es que con cada respuesta me acerca mas a esa persona que calma a mi alma, que da respuesta a mis sueños que hace que los amaneceres cobren sentido. 

Te presentas en mis sueños y haces que tenga esa locura que solo yo no pueda describirte, tu nombre ya corre por mis susurros, tus palabras se graban en mi mente y a lo largo del dia las almaceno en mi cabeza. Quizas este loco, quizas enamorado, pero eso solo pueden decir el tiempo. 

Amor de una locura

Leer tus letras me acerca mas a ti, en cada silaba se me escapa una sonrisa, el susurro de tu nombre, el sueño que hace que esta distancia se rompa y que haga que pueda tenerte a unos centímetros de mi. Al cerrar mis ojos escucho tu respiración, escucho tus palabras, escucho como pronuncias mi nombre.Se que pensaras que estoy loco, pero los locos son los que mas amamos. Apenas conozco mas que tus letras, nombre y la sonrisa mas bonita que he visto, pero creo que me basta para saber que eres lo que siempre he soñado. Mis te quieros llenan mi mente y callan mis labios hasta que frente a ti pueda decir lo que significas para mi. Amarte se ha convertido en mi locura, en ese amor prohibido, en esa lejanía que las palabras rompen y que solo espero que los días pasen y pueda mirarte a los ojos. No hay kilómetros suficientes que puedan separarme de ti, porque los dos miramos el mismo cielo, porque los dos amamos a la otra persona, Me despido de mi alma gemela esperando de nuevo ver tus mensaje en mi alma. 

Carta de amor VII

Buenas tardes mi princesa

Ni el tempo ni el espacio son suficiente para poder separar a nuestros corazones,se que es mucha la distancia que nos separa, pero no hay momento del día que no te encuentre en mis sueños, en mi alma, en mi mente. Me has robado el aire que respiro para susurrar tu nombre por los rincones, me has robado el sueño para dibujar tu imagen en mi mente y así darme cuenta de que te quiero. Si es una palabra profunda, un te quiero, pero no hay otra explicación, cada letra que he leído tuya ha llenado mi alma, mi ser, mi confianza ciega en ti, esa persona que desde la lejanía me conoce y me enamora. Quizas no conozca tu mirada, pero ya soy el reflejo de tus ojos en mi espejo, la estrella que guía mis pasos, la locura que hace mella en este hombre que te escribe. Eres la musa de mis poemas, el sueño que se repite y que convierte cada letra de canción en una imagen de tu rostro.

Ahora he despedirme, pero no pienses que te olvido, porque desde que te conocí te tengo presente en mi vida. Mil besos y espero tus letras de nuevo para calmar mi corazon. 

El amor entre susurros

El silencio de mis palabras son los suspiros en los que mi corazón grita tu nombre, son los segundos de mi día en que tu imagen impregna mi mente, son los segundos del día en que pienso cual es su perfume, cual el sabor de sus labios, cual el tacto de su piel. Son solo preguntas y pensamientos que atormentan mis días y que ocupan mis sueños. Los kilómetros separan a estas dos almas, la tuya y la mía mientras nuestras palabras nos acercan, mientras un sueño eterno salpica de esperanza a este sentimiento que podemos llamar amor y del que yo creo que es locura. Cada amanecer me trae mas preguntas, cada atardecer menos respuestas, pero  entre ambas encuentro tus letras que consiguen calmar a este lobo que aúlla a su luna. Es como un cuento de hadas, como un te quiero que se pierde entre susurros de amantes, es como mirar a las estrellas y encontrar dos que sean como tus ojos, imposible, pero se intenta. 

Carta de amor VII

Hola mi Amor 

Tus palabras son el aliento que impregnan esta tarde de locura, de un sueño del que quizás solo despierte cuando abra mis ojos y vea que no estas a mi lado, pero déjame soñar despierto, déjame que tus palabras llenen ese vació que hay en mi, esa locura que has provocado con cada palabra de esta carta. Dos desconocidos que se conocen por meras palabras y que entre frase y frase se escuchan los suspiros de ambos, los latidos cada vez mas fuertes de sus corazones, esos que con sinceridad se dicen con palabras lo que aun no se pueden decir con miradas. Así me siento, como poeta alejado de su musa, como noche sin estrellas, incompleto por una lejanía que separa a dos personas que unió una red y que solo se conocen por palabras. Pero eso me basta para sentirte, para pensarte, para decirte que eres especial en mi vida, esa parte que no conocía y que ahora es indispensable.

Me despido para que el tiempo pase y mañana vea de nuevo esas letras que me permiten soñar despierto o vivir soñando. 

Carta de amor VI

Buenas tardes

Tus letras llenan mi alma como la luz del sol uncia el alba, quizás estés lejos pero mi corazón te siente cada día mas cerca. Eres como ese ruiseñor que canta cada mañana en el amanecer en este árbol en el que me siento a leerte y contestar tus cartas. Sabes anoche cerré mis ojos e imagine que estabas en las estrellas, quizás me llames loco, pero tras un momento se agruparon para dibujar tu figura. Quizas fuera un sueño, o real, porque aun dudo haber encontrado una mujer tan especial como lo eres tu. Nos separan distancia, idioma y creencias, pero nos unen palabras, sentimientos y miradas escondidas en el firmamento que solo nosotros sabemos.

Me despido, tachando un día mas en esta cárcel de amor, porque me ata la lejanía pero me une un sentimiento. Mil besos, siempre tuyo